CAMPAMENTOS

El campamento es una herramienta pedagógica de gran impacto en la vida de los participantes, integra elementos de alto valor formativo y vivencial que permite que los niños y niñas experimenten nuevas emociones y aventuras, que sean estimulados al desarrollo de sus habilidades motoras, a trabajar en equipo, a convivir y a disfrutar de la compañía de los demás. Además, es un excelente recurso a través del cual se logran rescatar y enseñar valores y principios de gran valía.

CAMPAMENTOS ESCOLARES

Este programa permite a los docentes e Institución reforzar o retomar temas relacionados con MEDIO AMBIENTE (ecosistemas, flora fauna, generación de energías alternativas, manejo de residuos etc.)  Y VALORES  (respeto, solidaridad, independencia, amistad, justicia, responsabilidad, honradez etc.)
Nuestro programa es algo muy distinto de lo que se hace en la escuela, en la casa o en unas vacaciones tradicionales. Las actividades son divertidísimas, pero cada una de ellas tiene objetivos concretos, y que contribuyen al desarrollo de los alumnos.
El programa de actividades se adapta a la edad y experiencia de los participantes, para satisfacer sus intereses, habilidades y niveles de aprendizaje. Con todo esto, se puede disfrutar cada experiencia al máximo. Hay actividades y enfoques especiales dependiendo de la edad de los participantes, ya sean niños o adolescentes.

CAMPAMENTOS DE GENERACIÓN O DE CONMEMORACIÓN

Los Campamentos de Generación son eventos de mucha trascendencia en los participantes se realizan cuando se logra cerrar una etapa, ciclo o nivel, festejar un evento o cumpleaños  de manera alegre y divertida, al mismo tiempo que identifican logros y vivencias comunes. En este tipo de Campamentos hay muchos momentos divertidos, emocionantes y muy emotivos, que hacen inolvidable la experiencia.

CAMPAMENTOS FAMILIARES

En estos eventos Las oportunidades de aprendizaje son muchísimas y aprender juntos es una experiencia invaluable. En YUCA EXTREME estamos concientes de la dinámica de la sociedad actual, donde ambos padres trabajan y no permite la convivencia diaria.
Siempre un hijo aprende de sus padres, pero  aquí, los papás también aprenden de sus hijos cosas que nunca imaginaron y que enriquecerán su vida y su relación.
Para un niño no hay nada más enriquecedor que tener actividades con sus papás, y más aún cuando hay un ambiente de aceptación, diversión y entrega. Durante estos eventos cada padre y cada hijo podrán descubrir nuevas facetas del otro gracias al tiempo de calidad que compartirán juntos.